Agua y masaje: La combinación perfecta para tu salud

Mujer de mediana edad recibiendo un baño de lodo como parte de una Talasoterapia de spa.

Una de las experiencias más relajantes y saludables que se puede vivir en un spa es la mezcla de una terapia que incluya agua y una fisioterapia de masaje manual, es decir, la hidroterapia y la masoterapia.

Los efectos positivos del agua en nuestro cuerpo y mente son muchos, para mantenimiento y sanación física, así como para su integración en masajes relajantes. 

Aquí leerás acerca de cómo su puede utilizar el agua como herramienta de masaje en diferentes tipos de terapias y qué beneficios ofrecen para tu salud general.

La gran variedad de terapias con agua y masaje

Los hawaianos identificaron que el ritmo y movimiento de la marea sirven para dictar el ritmo para realizar un masaje terapéutico con el Lomi Lomi.

Así como ellos, muchas otras personas han estudiado las maneras de combinar elementos del agua y masaje para crear terapias más completas y beneficiosas.

De la misma manera que surgieron los aeróbicos acuáticos, muchas terapias han surgido a partir del análisis de los efectos de las aguas termales o los jacuzzis.

A continuación te explicaremos algunas de las terapias acuáticas más populares, desde las técnicas que usan hasta los efectos que tienen en quienes las reciben.

La Talasoterapia – Los elementos del agua y masaje

Esta terapia antigua y poco conocida es una de las pioneras en cuanto al aprovechamiento de los beneficios del mar para la salud.

El agua de mar, las algas, la arena y otros elementos marinos proveen grandes efectos positivos si se sabe cómo pueden ayudar en una terapia.

En fin, la Talasoterapia es la predecesora de las hidroterapias, que ayudó a crear los Wraps con algas, la exfoliación con barro y arena, y los baños con agua de mar.

A continuación listamos qué nutrientes y ayuda medicinal puede ofrecer el agua y masaje cuando se juntan para realizar una de estas terapias especiales. [R]

Mujer acostada boca abajo en la arena de una playa, exfoliando su piel y recibiendo brisa marina.

Los efectos de los elementos del mar para terapias

Algunos de los elementos marinos más útiles para nuestra salud son:

Agua de mar: Es la base de la Talasoterapia, porque tiene sustancias similares a las que se encuentran en el plasma sanguíneo que se absorben por ósmosis.

Algunas de ellas son: El cloruro de sodio, cloruro de magnesio y cloruro de potasio, entre otros.

Algas marinas: Este es uno de los materiales que más relacionamos con agua y masaje al pensar en servicios de spas.

Son ricas en minerales, vitaminas y proteínas, además de que ayudan a proteger a tu cuerpo de bacterias y virus.

Tal vez no lo sabías, pero las algas marinas también ayudan a mejorar y mantener la salud de algunos de tus órganos internos y articulaciones.

Lodo: El fango marino suele contener minerales naturales similares a los de la tierra, como el azufre, magnesio, cobre, hierro y cuarzo.

Arena: Además de ser uno de los exfoliantes más populares para terapias relajantes, también ayuda al sistema circulatorio y reduce el riesgo de sufrir osteoporosis.

Bioclima marino: No solo el agua y el masaje son siempre suficiente; terapias al aire libre en playas con brisa marina te ayudan a oxigenar la piel, eliminar toxinas y mejorar la respiración y el corazón.

Además, fortalece los huesos y los músculos y aumenta la movilidad de las articulaciones.

Plancton: Contiene vitaminas B y E, nutre tu piel y te defiende de picaduras.

Fitoplancton: Promueve la energía, la formación de dióxido de carbono y ayuda al sistema inmunitario.

Mujer de la tercera edad recibiendo tratamiento de barro en la espalda.

Masaje Subacuático – Sumérgete en bienestar

Ya conoces el bien que ofrece el mar, ahora aprenderás más acerca de los masajes dentro del agua, tanto marina como dulce.

Hay muchos tipos de hidromasajes, pero comenzaremos con uno de los más comunes en los spas.

Es muy similar a la experiencia en un jacuzzi, pero tiene mayor control sobre sus efectos.

El masaje subacuático consiste en utilizar un chorro a presión en una bañera para aplicar una terapia basada en estímulos térmicos y mecánicos en quien se sumerja en ella.

Es decir, el agua y masaje están interconectados; el chorro, con sus variaciones de temperaturas, tensa y relaja la piel y músculos con la presión y alternando calor y frío.

Es una buena alternativa al masaje clásico, que además es recomendada por médicos por el bienestar adicional que brinda el agua.

Todo se controla según el beneficio buscado; cuando la temperatura del chorro es más altas que la de la bañera, aporta relajación, cuando es más baja, ayuda a tonificar el cuerpo.

En este tratamiento de agua y masaje, como en el masaje Thai, se coloca al cliente en diferentes posiciones:

Empezando con decúbito supino (boca arriba) para pies, piernas, abdomen y brazos.

Luego, se pasa a decúbito prono (boca abajo), masajeando de los pies hacia arriba, pasando por los glúteos y hasta la zona lumbar.

Se termina por sentar a la persona y aplicar el chorro a la zona dorsal y el cuello.

Beneficios y contraindicaciones del masaje subacuático

Además de relajar la mente y el cuerpo y aliviar dolores, esta experiencia de agua y masaje puede ayudar mucho como tratamiento medicinal y de recuperación.

Toma nota de los siguientes beneficios:

Hombre joven sumergido en una bañera especial con productos nutritivos de terapia mientras recibe Watsu y masaje de burbujas.
  • La flotación durante las primeras dos posiciones del masaje ayuda a recuperar lesiones osteomusculares.
  • Ayuda a reducir la celulitis y obesidad por sus efectos drenantes y reafirmantes en la piel.
  • Estimula la circulación sanguínea y linfática.
  • Tiene efectos analgésicos y antiespasmódicos.
  • Incrementa la movilidad articular.
  • Funciona como tratamiento antiinflamatorio y post-traumático.

Recuerda discutir las terapias con tu médico previo a realizar tu reserva, especialmente si padeces de insuficiencias circulatorias, coronarias o de alguna infección.

Watsu – Agua y masaje Shiatsu

Ahora te explicaremos más acerca de una de las variaciones del Shiatsu que mencionamos en uno de nuestros artículos anteriores, el Watsu.

En este caso, el cliente sumerge su cuerpo preferiblemente en una piscina (para tener amplio espacio) para flotar justo debajo de la superficie, solo dejando la cara sobre la superficie.

Algo importante en esta experiencia de agua y masaje es mantener las orejas debajo del agua, para solo poder escuchar el agua y, al cerrar los ojos, entrar a un estado meditativo.

La ausencia de gravedad también ayuda a tranquilizar aún más al sistema nervioso y el confort del agua templada relaja los músculos antes de empezar.

El terapeuta te guiará en los estiramientos, torsiones y presiones para tu cuerpo mientras flotas y la presión del agua aumenta tu circulación linfática y sanguínea.

Esto hace del Watsu una terapia doble, ya el agua y masaje manual trabajan al mismo tiempo para ayudar a tu salud.

Disminuirá tus dolores, contracturas y estrés mientras mejora tu tono muscular, respiración, sistema sensorial, tus reflejos y coordinación, y tu movilidad y equilibrio, para darte mayor estabilidad.

El Watsu, además, se usa como terapia complementaria a tratamientos para problemas de parálisis cerebral, Parkinson, fibromialgia y para personas con patologías neurológicas.

Pareja acostada boca abajo en la playa, exfoliando su piel con la arena y recibiendo masaje con el movimiento del agua del mar.

Hammam – El baño árabe o turco

Este es otro método de agua y masaje tan clásico como los baños romanos.

Es una combinación de baños de vapor y baños en aguas de distintas temperaturas, para que disfrutes de una experiencia que combina los balnearios y saunas en una sola terapia depurativa y relajante.

A este tipo de tratamiento se le conoce como hidroterapia térmica.

Este tipo de hidroterapia es muy especial, ya que su duración depende de cuánto tiempo debe permanecer cada persona en aguas de ciertas temperaturas según sus necesidades de salud.

Así se controla cuánto sube o baja el calor corporal, para evitar efectos secundarios dañinos en estas sesiones de agua y masaje.

El agua fría estimula la circulación y aumenta el ritmo cardíaco, aunque también tonifica los músculos y tiene efectos antiinflamatorios.

El agua caliente es predominantemente relajante y sedante en los músculos y dolores leves, además de mejorar la circulación; el agua templada es la que funciona como sedante entre ambos extremos.

Otras variaciones de terapias en baños de agua y masaje

Los balnearios de aguas termales son las versiones más naturales y sencillas que conocemos desde la antigüedad de los baños terapéuticos.

Las aguas termales naturales, los ríos y las cascadas frías son el origen de todas las terapias acuáticas que prueban con formas de usar el agua y masaje hasta la fecha.

Uno de los tratamientos complementarios más usados en los spas es el baño para pies con esencias y hierbas aromáticas relajantes y nutritivas, por ejemplo.

En cuanto a versiones de masaje en bañera, ahora los hidromasajes para bebés son muy populares, gracias a las bañeras individuales hechas especialmente para ellos.

O las camas de burbujas, que usan piscinas o bañeras con agua que burbujea permanentemente y masajea tu piel, similar a un jacuzzi.

También están los masajes a chorro con agua de mar, realizados con una fila de varias cabezas de duchas funcionando simultáneamente para masajear la espalda.

La distribución de las duchas garantiza el tratamiento de distintos puntos del cuerpo.

En ocasiones, se realiza un masaje manual al mismo tiempo, para brindar una terapia más completa.

Mujer limpiando la piel de sus pies, sumergiéndolos en un río y masajeando sus plantas con piedras y la arena.

¿Qué es la hidroterapia?

Es la rama de terapia que utiliza agua o elementos acuáticos como herramientas sanadoras en terapias físicas. Dentro de la hidroterapia, existen tres subdivisiones de tratamientos según cómo se utiliza el agua para beneficiar a los pacientes: La hidroterapia térmica, que depende de las temperaturas; la química, que combina el agua con otras sustancias como esencias herbales; la mecánica, que utiliza chorros, burbujas y movimientos del agua misma para realizar masajes.

¿Para qué sirven las terapias de agua y masaje?

Las hidroterapias funcionan como grandes alternativas o complementos medicinales para personas con necesidades físicas, e incluso mentales, especiales. Asimismo, pueden ser combinadas con ciertos masajes manuales para brindar efectos adicionales en tu salud.
Adicionalmente, las terapias de masaje que usan agua son muy conocidas por ser bastante más relajantes.

¿Qué tipos de hidroterapias hay?

Existen un sinnúmero de terapias y técnicas de agua y masaje, pero algunas de las más conocidas son:
Masaje subacuático;
Talasoterapia;
Watsu (Water Shiatsu);
Masajes a chorro;
Cama de burbujas;
Baños térmicos, como el Hammam árabe, o baños químicos;
Y muchas más.

¿Cuáles son los beneficios de la hidroterapia?

Tiene efectos relajantes y nutritivos adicionales;
Fortalece la respiración;
Mejora la condición de la piel;
Ayuda a tonificar y fortalecer músculos, tejidos y articulaciones;
Estimula la circulación sanguínea y linfática, lo que ayuda a desintoxicar;
Funciona como antiinflamatorio y analgésico;
Otros beneficios dependerán de la terapia específica que recibas.

Conclusión

Hay muchas opciones de las que puedes escoger para disfrutar de la mezcla de agua y masaje ideal para ti.

Muchas terapias ya han comenzado a combinar tanto el masaje manual y como los efectos del agua, para aumentar los beneficios físicos y psicológicos.

Evalúa qué es lo que tu cuerpo necesita más y haz tu reserva en un spa de Madrid que ofrezca el masaje de tu preferencia o pide consejo a un médico o terapeuta para poder complementar terapias.

Los deportes acuáticos, por ejemplo, proporcionan efectos similares a varias de las terapias que mencionamos, debido a los movimientos que se realizan durante los ejercicios.

Así que puedes programar varias terapias al mes, como por decir un masaje Thai, un masaje a chorro y un masaje facial Kobido.

En fin, todo dependerá de lo que quieras lograr y la condición de tu cuerpo.

No olvides compartir este artículo en tu muro de Facebook para que tus contactos conozcan la variedad de terapia con agua y masaje que hay.

Mujer acostada en una silla de playa colocada dentro del mar, parcialmente sumergida, disfrutando del sol y la brisa marina.
Ir arriba