Masaje para drenaje linfático Thai – Activa tu cuerpo para el détox

En nuestro primer artículo sobre el masaje tailandés, mencionamos cómo mejora tu flujo sanguíneo y la disolución grasa y otros líquidos para fortalecer nuestras defensas.

A pesar de que existan muchas maneras para alcanzar resultados positivos, hay un tipo de tratamiento en particular que te ayuda más profundamente: El masaje linfático tailandés.

Probablemente hayas escuchado de manera general sobre terapias drenantes de este tipo para ocasiones recuperaciones postoperatorias, por ejemplo.

Sin embargo, recuerda que los masajes Thai se diferencian por ofrecer bienestar a todo tu cuerpo y mente.

Por eso, hoy te queremos contar un poco más sobre este masaje especial y sobre la importancia del sistema linfático como tal.

¿Qué es el sistema linfático y cómo funciona?

El sistema linfático

El sistema linfático es una red de capilares, ganglios y vasos que corre paralelo al sistema circulatorio.

A diferencia del circulatorio, este sistema se dedica exclusivamente a la movilización de glóbulos blancos y moléculas para nutrir y oxigenar las células de tu cuerpo.

Al mismo tiempo, los canales recolectan los desechos de las células, llevándolos al corazón para integrarlos al torrente sanguíneo para ser evacuados.

En otras palabras, esta red es la que se dedica a limpiar y desintoxicar nuestro cuerpo y filtrar los elementos innecesarios o dañinos.

En esencia, actúa como una herramienta inmunológica.

El líquido linfático, o linfa, ayuda a eliminar bacterias y posibles infecciones, especialmente cuando tenemos heridas o lesiones en la piel. 

Lamentablemente, el sistema linfático no tiene un motor que haga circular la linfa, por lo que los ganglios pueden llegar a acumular más líquido de lo normal.

Esto es lo que provoca la retención de líquidos alrededor de tu cuerpo, provocando la saturación de grasa en ciertas zonas localizadas.

Además, el flujo lento de la linfa puede provocar molestias respiratorias como sinusitis crónica, infecciones de oídos, gripes, bronquitis y neumonía, entre otras.

Los ganglios se ubican, en su mayoría, en las zonas de las axilas, el cuello, las ingles y el abdomen.

Aunque puede que hagas mucho ejercicio, bebas mucha agua o te alimentes bien, aun así, puedes mostrar señas de retención de líquidos o de deficiencias de desintoxicación natural en tu piel.

Estrías, celulitis y flacidez son solo algunas de las consecuencias de la mala circulación linfática.

Las causas de las retenciones varían, pero pueden darse ya sea por calor excesivo, obesidad, problemas renales o razones genéticas, entre otras.

Y aunque en ciertos casos estas retenciones no llegan a más tan rápidamente, no debes bajar la guardia.

Las sustancias dañinas pueden acumularse en tu cuerpo y provocar que desarrolles condiciones más severas.

Recuerda que la linfa no solo ayuda a limpiar tus órganos, también los nutre.

Un problema linfático puede llevar a un mal funcionamiento de otro sistema de tu cuerpo.

Ya que todos tenemos posibilidades de retención linfática, este masaje es excelente para todo tipo de persona, sin importar la edad o el sexo.

Por esta razón, el masaje linfático Thai se suma a uno de los muchos tipos de terapias desarrolladas para la salud.

¿Cómo es un masaje linfático estilo tailandés?

Masajista ejerciendo presión con sus palmas al muslo de una clienta durante una sesión de masaje linfático tailandés en un salón.

Los beneficios para tu sistema linfático también son parte de los de un masaje Thai de cuerpo completo, pero sí puedes recibir sesiones enfocándose en las zonas afectadas.

Por lo general, las zonas a masajear que funcionan mejor son el torso, pies y piernas, y el cuello y el rostro, siguiendo las líneas Sen de los vasos y ganglios linfáticos.

Los masajes faciales y podales también son muy efectivos para el drenaje corporal, porque trabajan en zonas reflejas conectadas con todos los órganos del cuerpo.

Estos masajes pueden realizarse enfocándose solo en la circulación linfática del área donde se realicen o para aliviar todas las zonas del cuerpo conectadas al sistema de ganglios.

¿Qué hace del masaje linfático Thai un mejor tratamiento que otros?

Como es el caso con muchos otros tipos de masajes Thai, este funciona de manera equivalente a una fisioterapia completa. 

Las presiones y rotaciones que ejercen movimientos suaves en la piel también proveen ayuda al flujo de la linfa en los canales ubicados justo debajo de la piel. 

De este modo, funciona como equivalente a un motor manual que elimina los estancamientos de líquido en el cuerpo para movilizarlo al sistema circulatorio.

Todos los masajes linfáticos funcionan con base en la presoterapia o digitoterapia, pero, como hemos mencionado antes, el masaje linfático Thai es más que eso.

La ventaja adicional que te brinda este tratamiento al estilo tailandés es que, por el uso del yoga, hace que tu cuerpo se mantenga en forma, funcionando como terapia drenante y reductora de talla.

Por esto, funciona como una terapia de mantenimiento a mediano o largo plazo, gracias a los estiramientos que generan efectos más duraderos.

Conoce los beneficios del masaje linfático tailandés

Tal vez hayas escuchado que el masaje para drenaje linfático ayuda a pacientes con cáncer y a personas con complicaciones después de cirugías.

Esto es cierto, pero ya que el masaje linfático estilo Thai puede tener efectos algo intensos, se ha aplicado más para usos estéticos.

Los riesgos de las presiones en ciertas zonas podrían complicar el estado de clientes con malestares específicos.

Sin embargo, moldear y desintoxicar tu cuerpo con un masaje Thai siempre provee múltiples beneficios externos e internos.

Algunos ejemplos son:

  • La reducción de la celulitis y otros tipos de retención de líquidos, como edemas.
  • La disminución de las várices o arañas vasculares.
  • Reduce la flacidez de la piel.
  • Como tratamiento para el acné y otras marcas en la piel.
  • Estimula la circulación sanguínea y la producción natural de colágeno.
  • Ayudan a prevenir y reducir estrías y el cansancio de las piernas (especialmente solicitado para masajes postparto).
  • Funciona como tratamiento para artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas, como capsulitis y tendinitis.
  • Alivia los malestares de la fibromialgia.
  • Trata varios problemas digestivos.
  • Ayuda a tratar enfermedades de las vías respiratorias, como por ejemplo: La rinitis, sinusitis, faringitis y la amigdalitis.

Este tipo de masaje es especialmente efectivo para personas mayores, ya que la actividad de la linfa disminuye con la edad.

En cuanto a edemas, el masaje linfático tailandés ayuda a reducir varios tipos localizados en distintas zonas del cuerpo como:

  • Edemas linfoestáticos: Un ejemplo de esta categoría son los que aparecen en los brazos luego de una extirpación mamaria.
  • Edemas postoperatorios: Ayudan a reducir cicatrices o retenciones causadas por el reposo.
  • Edemas del sistema nervioso: Reduce bloqueos que pueden producir migrañas, dolores de cabeza y vértigo.
  • Edemas de origen traumático: Alivia tirones musculares, luxaciones y hematomas, siendo una terapia frecuentemente indicada para lesiones deportivas.

Contraindicaciones para esta terapia

Existen una variedad de condiciones bajo las que no se recomienda que recibas un masaje linfático, o cualquier otro tipo de drenaje.

Estas son algunas enfermedades o síntomas para los que no se debe aplicar este tratamiento.

  • Hipotensión
  • Neoplasias
  • Piel delgada e hipersensible
  • Enfermedades autoinmunoalérgicas como lupus, diabetes o artritis reumatoide
  • Vasos delgados o ganglios linfáticos agrandados
  • Neuralgia facial o epilepsia
  • Infecciones o inflamaciones agudas (gota, reuma, cólico nefrítico)
  • Trombosis, tuberculosis o enfermedades relacionadas
  • Ciertas condiciones cardíacas o sanguíneas (consulta a tu médico)
  • Asma bronquial
  • Condiciones de las tiroides (consulta a tu médico)
  • En ciertos casos de cáncer

Ojo: Las personas menores de 25 años pueden tener efectos contrarios a los que desean al recibir drenajes linfáticos.

Áreas del cuerpo más populares a tratar con el masaje linfático

Torso de mujer recibiendo un masaje linfático abdominal.

Las áreas del cuerpo por las que más se solicita el masaje linfático Thai son las piernas, el abdomen y el rostro (especialmente para las bolsas en los ojos).

Piernas

En el caso de las piernas, incluyendo los glúteos, se debe a que es la zona donde más visibles son los efectos del bloqueo linfático, como la celulitis.

Esto se debe a que la parte alta del cuerpo es donde hay más ganglios, por lo tanto, tiene un mejor flujo de linfa que la parte inferior.

Abdomen

El abdomen es unas de las zonas más complicadas en cuanto a la reducción de la grasa.

A veces encontramos grasa localizada a pesar de ser delgados, seguir dietas o estar en forma gracias a rutinas de ejercicios.

El masaje linfático te ayuda con la generación de calor y el aumento de oxígeno, que ayuda a disolver la grasa y moldear tu silueta para que te sientas más firme.

Además, te ayuda a mantener una salud digestiva más activa y mejora el funcionamiento de tus riñones y vejiga.

También evita el estreñimiento y tiene efectos positivos en el colon, páncreas, vesícula, hígado e intestino delgado.

Curiosamente, una de las mayores ventajas que te brinda el masaje abdominal es que reduce las hormonas que provocan el estrés.

El cortisol, una de estas hormonas, es la encargada de aumentar el volumen de grasa abdominal.

Al reducir tu estrés, también ayudas indirectamente a tu torso a perder peso.

Rostro

En cuanto a las bolsas de los ojos, estas pueden ser un síntoma claro de un fallo linfático generalizado o un problema renal, en cuyo caso, es mejor consultar a tu médico primero.

Normalmente, el problema real no se encuentra en la cara, sino en el cuello, aunque también puede originarse por otra zona afectada.

Masajear tu rostro correctamente y con detalle puede aliviar todos tus síntomas relacionados con tus bloqueos energéticos.

El masaje facial Thai con propósitos linfáticos también puede eliminar la hinchazón de los párpados, ya que ayuda a oxigenar la piel.

Otros efectos positivos que brinda son: La mejoría del tono de la piel, el levantamiento de las cejas y la corrección del contorno de la cara al afirmar la piel flácida.

Cómo puedes complementar tu masaje linfático Thai

Mujer joven recibiendo un masaje linfático facial Thai. La masajista aplica digitopresión en su cuello, debajo de su mandíbula.

Además de los masajes faciales y podales, que son tratamientos que pueden liberar bloqueos linfáticos puntuales detectados previamente, puedes tomar otras medidas para ayudar a tu tratamiento.

Si bien es cierto, el ejercicio no elimina la celulitis, realizar actividad física y mantenerte hidratado siempre son buenas medidas para ayudar a mantenerte saludable y prevenir síntomas.

Comer sanamente también ayudará a que notes los resultados de tu masaje de manera más pronta y efectiva.

La remolacha, por ejemplo, ayuda a deshacer coagulaciones de bilis y limpiar tu sistema digestivo, además de actuar como una gran fuente de antioxidante.

Después de una hora de haber terminado tu sesión de masaje, asegúrate de hidratarte bien para ayudar a eliminar las toxinas de tu cuerpo.

Evita la sal y el alcohol luego de cualquier drenaje, para que no impidan la depuración de sustancias.

Uno de los ejercicios más efectivos es saltar en trampolín, aunque saltar, en general, resulta ser una gran manera de hacer que los líquidos fluyan.

También, acostarte en noventa grados (con las piernas levantadas y apoyadas en la pared) fomenta la circulación linfática, al forzarla a fluir en contra de la gravedad.

Tomar baños calientes con sales desintoxicantes también fomenta la sudoración de tu piel, aumenta tu circulación y elimina células muertas, al igual que el cepillado en seco corporal.

Por último, otra opción que tienes para limpiar tu cuerpo es el masaje con ventosas o Cupping chino, que tiene una aplicación médica para purificar la sangre.

¿Qué es el drenaje linfático manual y cómo se hace?

Existen muchos métodos para drenar el sistema linfático, pero el método manual se refiere a la masoterapia, es decir, la realización de masajes en ciertas zonas con presiones y movimientos específicos que activan el sistema circulatorio y linfático para asistir al flujo de la linfa.

¿Qué es el masaje linfático Thai y para qué sirve?

El masaje linfático tailandés funciona de manera equivalente a una fisioterapia; las presiones y rotaciones que ejercen movimientos suaves en la piel también proveen ayuda al flujo de la linfa en los canales ubicados justo debajo de la piel para eliminar retenciones de líquidos. 
Por lo general, las zonas a masajear que funcionan mejor son el torso, pies y piernas, y el cuello y el rostro, siguiendo las líneas Sen de los vasos y ganglios linfáticos. Estos masajes también pueden realizarse enfocándose solo en la circulación linfática del área donde se realicen o para aliviar todas las zonas del cuerpo conectadas al sistema de ganglios.

¿Qué hace la linfa?

El líquido linfático, o linfa, ayuda a eliminar bacterias y posibles infecciones, especialmente cuando tenemos heridas o lesiones en la piel. Lamentablemente, el sistema linfático no tiene un motor que haga circular la linfa, por lo que los ganglios pueden llegar a acumular más líquido de lo normal. Esto es lo que provoca la retención de líquido alrededor de tu cuerpo, provocando la saturación de grasa en ciertas zonas localizadas.

¿Dónde están los ganglio linfáticos?

Los ganglios se ubican, en su mayoría, en las zonas de las axilas, el cuello, las ingles y el abdomen.

¿Cuáles son los beneficios del masaje linfático?

Reduce la celulitis y otros tipos de retención de líquidos, como edemas.
Disminuye las várices o arañas vasculares.
Reduce la flacidez de la piel (estimula la producción natural del colágeno).
Funciona como tratamiento para el acné y otras marcas en la piel.
Ayuda a prevenir y reducir estrías y el cansancio de las piernas (postparto).
Actúa como tratamiento para artritis y artrosis.
Trata varios problemas digestivos.
Ayuda a tratar enfermedades de las vías respiratorias.

Conclusión

Recibir un masaje linfático tailandés una o dos veces al mes, acompañándolo con esfuerzos diarios por mantenerte saludable, te brindará resultados en poco tiempo.

Tu estado mental y físico mejorarán mucho y tu piel lucirá mucho más clara y profundamente limpia sin tener que pasar por métodos incómodos ni dolorosos.

Este masaje linfático Thai para desintoxicación natural te ayudará a largo plazo, manteniendo tu digestión y circulación linfática más sanas y activas por mayor tiempo.

Además, recuerda que los masajes Thai, en general, funcionan muy bien como métodos preventivos, así que, ya sea que presentes síntomas ahora o no, reservar sesiones te hará bien.

Toma en cuenta que también puede ser una herramienta útil para asegurar que tus dietas y ejercicios tengan un mayor impacto en tu cuerpo, ayudando a purificarte por completo.

¡Toma la iniciativa para tu bienestar actual y futuro y busca un centro de masaje o spa en Madrid que ofrezca este excelente masaje!

No olvides compartir este artículo en tu muro de Facebook, para que más personas conozcan los beneficios físicos del masaje linfático Thai.

Ir arriba