El verdadero masaje para embarazadas tailandés – Un tratamiento gratificante para madres y bebés

Masajes Para Embarazadas

Los mitos y rumores sobre los peligros del masaje para embarazadas, en general, confunden hechos con casos de desinformación.

Por eso, el objetivo de este artículo es brindarte cuanta información objetiva y confirmada pudimos recopilar para aliviar tus temores.

A continuación, aprenderás cómo se personaliza el masaje tailandés tradicional para tratar a mujeres embarazadas, qué cosas debes evitar en tus masajes prenatales y en qué te ayuda una terapia postparto.

Los hechos detrás del masaje para embarazadas estilo Thai

Lo creas o no, existen expertos del masaje Thai especializados en realizar una versión especialmente adaptada como masaje para embarazadas. 

Sus estudios requieren un entrenamiento mínimo de 800 horas para poder certificarse, ya que deben aprender qué partes del cuerpo evitar tocar para estos masajes especiales.

Esto incluye la omisión de ciertas posturas, estiramientos bruscos y amplios, y el uso de los codos para ejercer presión cuando se trata de los masajes prenatales.

En resumen, este masaje es mucho menos complejo, pero es eficiente para aliviar síntomas específicos durante y después del embarazo.

Síntomas y malestares que ocurren en el embarazo

Joven mujer embarazada trabajando en su escritorio de oficina con sus manos presionando sobre su espalda baja mostrando un gesto de dolor e incomodidad.

Las futuras madres pasan por todo tipo de incomodidades y síntomas prenatales a lo largo de nueve meses, casi en su totalidad.

Poco a poco, las molestias de cuello, espalda y hombros van aumentando. 

Asimismo, luego aparecerán los dolores en las rodillas y las hinchazones debidas a la retención de líquidos, sin mencionar los cambios emocionales intensos que conlleva la fluctuación hormonal.

El masaje para embarazadas estilo Thai alivia a tu cuerpo y mente de la sobrecarga por la que puedes estar pasando, funcionando como terapia relajante completa.

Además, fortalece tu conexión con el bebé y ayuda a mantener la belleza de tu piel, acompañándote hasta en la etapa postparto.

Terapia personalizada: Cómo se adapta el masaje para embarazadas

Primero, debes tomar en cuenta que no es recomendable que recibas absolutamente ningún tipo de masaje durante tu primer trimestre. 

Es más, muchos salones de masaje solo ofrecen masajes prenatales a partir del quinto mes de embarazo como una medida de prevención.

Adicionalmente, durante la sesión, es completamente prohibido ejercer fuerza las arterias y el vientre.

Para evitar afectar estas zonas, en el masaje para embarazadas nunca se te acostará boca abajo y, dependiendo de qué tan avanzado sea tu embarazo, puede que tampoco puedas acostarte boca arriba.

La razón por la que, a medida que avanza el embarazo, es mejor no acostarse boca arriba es porque descansar sobre la espalda hace que el útero presione la vena cava, que lleva la sangre de tus piernas al corazón. 

Esto podría disminuir tu presión y el flujo de sangre, nutrientes y oxígeno a la placenta. 

Terapeuta aplicando aceite sobre el vientre, costado y espalda baja de una embarazada acostada de lado mientras recibe un masaje.

Las posiciones más cómodas para esta terapia son: Sentada con tu espalda ligeramente inclinada hacia atrás o acostada de lado, particularmente sobre tu costado izquierdo.

Acostarse sobre el costado derecho también pone presión sobre la vena cava y el hígado.

Por eso el masaje para embarazadas Thai tiene una ventaja por sobre otras terapias en las que normalmente la persona yace sobre una camilla durante toda la sesión.

Claro, la presión que ejerce tu vientre sobre tu cuerpo varía según el peso, así que el tratamiento se irá adaptando a medida que crezca tu bebé.

Cabe mencionar que es muy común que rodeen tu cuerpo con almohadas y se coloquen algunas debajo de tu cabeza y rodillas, para garantizar la comodidad de tu columna y mejorar tu circulación.

Parte de lo que se evita hacer durante la sesión es cualquier tipo de desbloqueo energético.

Para lograrlo, se deben evadir las presiones directas sobre el ombligo y los puntos terapéuticos de riesgo, especialmente en los puntos reflejos de los pies y las manos.

Las zonas prioritarias a masajear son las extremidades y toda la espalda, ya que se ven afectadas por el aumento de peso y la expansión del útero, que cambia tu centro de gravedad y afecta a tu postura.

Los estiramientos del masaje para embarazadas Thai para la zona sacro-lumbar (o la parte baja de la espalda) se van haciendo más intensos a medida que pasan los meses, ayudando a crear más espacio para que el bebé se acomode.

Esto, además, fortalece tus músculos abdominales, tus caderas y hasta tu pecho de manera indirecta, además de relajar tu pelvis.

Estas movilizaciones, combinadas con ejercicios de respiración que se deben realizar durante la terapia, harán que el masaje para embarazo te prepare para el momento del parto.

Los beneficios del masaje Thai durante el embarazo

Tu salud personal, tanto mental como física, puede restaurarse enormemente con este tipo de tratamiento natural.

Adicionalmente, estarás proporcionando grandes ventajas al bienestar prolongado de tu futuro hijo con los masajes prenatales y postparto.

Estos son algunos ejemplos de cómo puede ayudarte un masaje para embarazadas:

  • Ayuda a que recuperes tu figura más rápido y evita la formación de estrías, porque proporciona hidratación y flexibilidad a la piel.
  • Disminuye la hinchazón de las extremidades.
  • Facilita la circulación de sangre y el flujo de nutrientes hacia el vientre.
  • Estimula la desintoxicación y el drenaje linfático, evitando la acumulación de líquidos.
  • Alivia dolores lumbares, de espalda, hombros y cuello.
  • Aporta a la disminución del insomnio.
  • Fortalece los músculos abdominales y la zona pélvica.
  • Te entrena para controlar tu respiración, lo que te será útil durante el parto.
  • Activa tu sistema inmunológico.
  • Reduce las venas varicosas.
  • Regula tu digestión.
  • Trata los dolores en el diafragma causados por el acomodamiento de los órganos para darle espacio al feto.
  • Apoya en la acomodación del feto para el momento del parto.
  • Mejora la autoestima y la aceptación de los cambios corporales, sobre todo para madres primerizas.
  • Estimula la producción de lactina y leche el periodo de lactancia.
  • Reduce el estrés.

Este último es uno de los beneficios más importante para tu bebé, ya que tu estado emocional lo afecta directamente y puede influir en muchos aspectos de su futuro.

Su desarrollo neurológico y la efectividad de su sistema digestivo y colon dependen de cómo te sientas.

Además, la ansiedad se puede propagar al feto y causar hiperactividad, trastornos del sueño, irritabilidad y desorden de déficit de atención, entre otras consecuencias.

Embarazada acostada sobre una colchoneta y un cojìn para levantar su pelvis mientras recibe un masaje facial.

Casos especiales de riesgo en el masaje para embarazadas

Si bien es cierto, los masajes para embarazadas Thai no son un riesgo generalizado, sí existen condiciones bajo las cuales no debes recibir este tipo de tratamiento, tales como:

  • Gestiones de alto riesgo (incluyendo factor negativo de RH o problemas genéticos)
  • Durante embarazos múltiples.
  • Bajo la posibilidad de parto prematuro.
  • Cuando has sido diagnosticada como hipertensa, con problemas cardiacos o con preeclampsia o eclampsia.
  • Si padeces de diabetes.
  • En caso de sangrado vaginal o desprendimiento de placenta.
  • Cuando la madre tiene bajo peso.
  • Movimiento o latido anormal del feto.
  • Mujeres con historial previo de complicaciones con partos.
  • Si la madre tiene o ha tenido asma, desórdenes de hígado o pulmón, o convulsiones.
*¡Ojo! Frecuentemente, las mujeres pueden no estar conscientes de estar embarazadas durante su primer trimestre. Como precaución personal, si piensas recibir masaje prenatales de cualquier tipo, intenta recordar la fecha de la última vez que tuviste relaciones íntimas y si has sentido no algún cambio o síntoma que pueda generar sospechas. Si no estás del todo segura, es mejor que pospongas tu sesión hasta estar segura de que no haya riesgo de complicaciones

Tipos de masajes para embarazadas: Prenatales y postnatales

Joven mujer embarazada vestida con ropa atlética sentada sobre un futón recibiendo estiramientos de masaje para los hombros y el cuello.

Los masajes para embarazadas pueden ser adaptados según tus necesidades, pero los que más se recomiendan para esto son:

Masaje descontracturante
Ayuda a descargar la tensión muscular en piernas, brazos, espalda, hombros y cuello.
Masaje circulatorio
Ayuda al flujo de energía, principalmente en piernas y brazos, y a eliminar líquidos e hinchazones.
Masaje linfático
Con presiones muy superficiales que activan tus ganglios, ayuda a tu digestión a la vez que reduce pesadez en las piernas, calambres y hormigueo en las manos.
Masaje relajante
Uno semanal durante tu último trimestre te ayudará a prepararte para tu parto.

Puedes complementar estos cuidados realizando ejercicios de respiración por ti misma, aplicando calor en zonas de dolor y realizando estiramientos suaves y sencillos.

Más detalles sobre los masajes postparto estilo Thai

¿Sabías que puedes recibir un masaje tailandés inmediatamente después del parto?

Muchas parteras tailandesas especializadas en medicina tradicional asisten a madres a expulsar la placenta.

Ahora bien, lo más común es que funciones como terapia continua para recuperarte de dolores de espalda y cabeza, fatiga, estrés y depresión posparto.

Cabe resaltar los beneficios únicos que te puede proveer este tipo de masaje, como la regulación hormonal, estimulación de la producción de leche y la reducción de problemas de sueño, por ejemplo.

Imagen del costado del torso de una mujer, mostrando estrìas a los lados del vientre y en la cadera.

También existen ciertos salones de masaje que ofrecen terapias más especializadas para restaurar y sanar tu cuerpo de manera más acelerada.

Esto es especialmente efectivo para quienes se recuperan de una cesárea.

Además, existen una gran variedad de terapias y masajes para bebés que le ayudarán a su desarrollo físico y neuropsicológico.

¿Cuál es el masaje prenatal?

Este tipo de masaje busca aliviar y reducir los síntomas y malestares a partir del cuarto o quinto mes del embarazo. Los terapeutas de masaje deben aprender qué partes del cuerpo evitar tocar para estos tratamientos especiales. Esto incluye la omisión de ciertas posturas, estiramientos bruscos y amplios, y el uso de los codos para ejercer presión.

¿Cómo aliviar los dolores de espalda durante el embarazo?

Las zonas prioritarias a masajear son las extremidades y toda la espalda, y en algunas ocasiones la facial. Además, al recibir varias sesiones durante el transcurso de tu embarazo, los estiramientos de la zona sacro-lumbar (o parte baja de la espalda) se van haciendo más intensos, ayudando a fortalecer tus músculos abdominales, tus cadera y tu pecho para mejor mantener tu balance con el peso del bebé. Esto ayuda a crear espacio extra para que el bebé se acomode, fortalecer tus músculos abdominales, tus caderas y hasta tu pecho de manera indirecta, además de relajar tu pelvis.

¿Por qué duele la columna en el embarazo?

Los brazos, la espalda y las piernas se ven afectadas por el aumento de peso del cuerpo y la expansión del útero, que cambia tu centro de gravedad y afecta a tu postura. Debido a esto, poco a poco, las molestias de cuello, espalda y hombros van aumentando. Asimismo, luego aparecerán los dolores en las rodillas y las hinchazones debidas a la retención de líquidos, sin mencionar los cambios emocionales intensos que conlleva la fluctuación hormonal.

¿Qué contraindicaciones existen en el masaje para embarazadas?

Prohibido que lo recibas absolutamente ningún tipo de masaje durante tu primer trimestre.
No se debe ejercer fuerza en tu vientre; nada de acostarse boca abajo y, a medida que avanza tu embarazo, tampoco es recomendable que te acuestes boca arriba completamente horizontal.
Evitar realizar cualquier tipo de desbloqueo energético durante el masaje.
No se deben aplicar presiones directas sobre el ombligo ni tocar puntos terapéuticos considerados de riesgo, especialmente en los pies y en las manos.
No se debe recibir en caso de gestiones de alto riesgo, durante embarazos múltiples, si el feto presenta movimientos o latidos anormales o bajo la posibilidad de parto prematuro.
Evitarlo cuando has sido diagnosticada como hipertensa, con problemas cardiacos, preeclampsia o eclampsia, en caso de sangrado vaginal o desprendimiento de placenta o si tienes historial previo de complicaciones con partos.
Evita los masajes si padeces de diabetes, estás baja de peso durante el embarazo, si tienes o has tenido asma, desórdenes de hígado o pulmón, o convulsiones.

¿Se puede hacer un masaje para embarazadas en los pies?

No. Debido a la alta sensibilidad de los pies, por tener una alta cantidad de nervios, el masaje a los pies durante el embarazo puede sobre-estimular a la mujer y puede correr riesgo de sufrir de un episodio de hipertensión, un parto prematuro o aborto, o, en los peores casos, morir.
El contacto con los pies y la zona del ombligo son completamente prohibidas cuando se trata de mujeres embarazadas.

¿Qué beneficios ofrece el masaje para embarazadas estilo Thai?

Ayuda a que recuperes tu figura más rápido y evita la formación de estrías, porque proporciona hidratación y flexibilidad a la piel.
Disminuye la hinchazón de las extremidades.
Facilita la circulación de sangre y el flujo de nutrientes hacia el vientre.
Evita la acumulación de líquidos.
Alivia dolores lumbares, de espalda, hombros y cuello.
Aporta a la disminución del insomnio.
Reduce las venas varicosas.
Trata los dolores en el diafragma causados por el acomodamiento de los órganos para darle espacio al feto.
Apoya en la acomodación del feto para el momento del parto.
Estimula la producción de lactina y leche el periodo de lactancia.
Reduce el estrés de la madre y el feto; tiene efectos positivos en el desarrollo neurológico.

¿Cuáles son algunos tipos de masajes prenatales y postparto estilo tailandés?

Masaje descontracturante: Ayuda a descargar la tensión muscular en piernas, brazos, espalda, hombros y cuello.
Masaje circulatorio: Ayuda al flujo de energía, principalmente en piernas y brazos, y a eliminar líquidos e hinchazones.
Masaje linfático: Con presiones muy superficiales, activa tus ganglios y ayuda a tu digestión a la vez que reduce pesadez en las piernas, calambres y hormigueo en las manos.
Masaje relajante: Uno semanal durante tu último trimestre te ayudará a prepararte para tu parto.
Masaje postparto: Puede ayudar a expulsar la placenta, recuperarte de dolores posparto, regular tus hormonas, estimular la producción de leche y reducir problemas de sueño.

Mujer embarazada con camiseta atlètica cargando una colchoneta de yoga.

Conclusión – Tu Checklist para asegurarte un tratamiento exitoso

Ahora ya conoces las verdades de cuándo, cómo y porqué es conveniente recibir un masaje para embarazadas estilo Thai, que te ayuda antes y después de tener a tu pequeño.

¡Esperamos que estés más preparada para la experiencia de los masajes prenatales y postparto! 

Existen muchos lugares que ofrecen cursos especializados de masaje tailandés y la mayoría de los spas en Madrid ahora ofrecen estos servicios únicos con mimos extra, así que anímate a probarlo.

Recuerda que la comunicación siempre es importante; mantente abierta a la idea de hablar sobre este tratamiento con tu salón de masaje, tu pareja y, claro, tu médico.

Toma nota de tu respiración, de evitar presiones al lado frontal de tu torso y reduce estimulaciones físicas y mentales que puedan ser dañinas.

Si quieres conocer acerca de masajes para bebés además del tailandés, te recomendamos nuestro artículo sobre el masaje Shantala ajurveda.

¡Comparte este artículo acerca del masaje para embarazadas a través de Facebook si te ha parecido educativo e interesante para tus amistades o parientes!

Ir arriba