Masaje tailandés: Una introducción a un mundo de relajación y sanación

Mujer joven acostada boca arriba sobre futón recibiendo acupresión en la frente durante masaje tailandés en spa.

Existen muchas técnicas de relajación orientales milenarias y su demanda global ha aumentado de la mano con nuestros niveles de estrés diarios.

Y, de entre todos los métodos, uno de los más populares es el masaje tailandés.

En este artículo te compartimos todo lo básico acerca de el masaje Thai, qué lo hace especial, cómo prepararte para tu sesión y los 5 mejores salones en Madrid.

¿Qué es un masaje tailandés?

Este arte es una de las prácticas principales de la Medicina Tradicional Tailandesa, que se ha aplicado por más de 2,500 años y tiene su origen en la cultura budista.

Combina la aplicación de la meditación, presiones en puntos musculares clave y estiramientos suaves de yoga bajo la guía del masajista.

Esto le permite al cuerpo liberar tensiones físicas y psicológicas reprimidas que se han acumulado.

Una característica con la que puedes distinguir un auténtico masaje tailandés es que estos se realizan en seco. Es decir, no se aplican aceites ni cremas.

Por ello, los masajes se pueden recibir usando ropa ligera. El proceso se enfoca en que el cliente  no sienta incomodidad ni dolor, además de aliviar diferentes tipos de malestares corporales y  mentales.

Pero con el crecimiento en popularidad de los masajes tailandeses, han surgido nuevos tipos de masajes Thai que combinan técnicas de otros países de oriente o de occidente que aplican hierbas, aceites o cremas.

Puede que la idea te parezca exótica, pero esta es una experiencia que es apta para casi todos, incluso para bebés y mujeres embarazadas.

No es un tipo de masaje convencional, pero esto más bien le brinda ventajas sobre otros por su gran número de beneficios únicos.

Beneficios del masaje tailandés

Este es un tratamiento terapéutico completo que busca potenciar la recuperación del equilibrio físico y mental de las personas mediante el calentamiento muscular y el flujo de energía.

Aquí te enumeramos algunas de las maneras principales en que este masaje puede tener un impacto positivo en tu vida:

  • Para músculos, huesos y articulaciones: Ayuda a tonificar y aumentar la flexibilidad de los músculos, mejorar la postura y eliminar dolores o inflamaciones musculares en todo el cuerpo.
    También alivia molestias en las articulaciones y descontractura los huesos con posiciones quiroprácticas, haciéndolo ideal para atletas.
  • Para la circulación y eliminación de grasa: Reactiva y regula el flujo sanguíneo y la oxigenación, lo que también ayuda a tratar distintos malestares crónicos, como dolores de cabeza o pies. También ayuda a disolver grasas acumuladas.
  • Para détox: Activa varios órganos internos y el drenaje linfático, que elimina bacterias y sustancias dañinas acumuladas en nuestro cuerpo, fortaleciendo a la vez nuestras defensas.
  • Para la piel: Limpia, regenera y rejuvenece la piel, ya que fomenta la eliminación de toxinas y células muertas, por eso, el masaje facial tailandés es bastante buscado por quienes buscan tratamientos de belleza.
  • Para el metabolismo y la digestión: El calentamiento hace que nuestro sistema digestivo trabaje de manera más rápida y efectiva, eliminando gases, combatiendo el estreñimiento y mejorando la alimentación bajo tratamiento continuo.
  • Para los nervios y la mente: Al presionar en terminaciones nerviosas, ayuda a disminuir el cansancio, la ansiedad, los dolores menstruales, el insomnio y síntomas psicosomáticos (causados por tu estado emocional).

Contraindicaciones y precauciones

Antes de disfrutar de este masaje, es preferible que consultes con tu médico, en ciertos casos, antes de tu primera sesión, para saber si este tipo de terapia es correcta para ti.

Quienes deben tener mayor cuidado son:

  • Mujeres embarazadas
  • Diabéticos
  • Personas con cáncer
  • Pacientes que tengan problemas cardíacos, circulatorios o de la presión
  • Quienes tengan fracturas severas, osteoporosis, quemaduras o heridas

Estilos y tipos de masajes Thai

Las verdaderas técnicas tradicionales son un arte y servicio que no puedes encontrar en cualquier lugar.

Muchos salones ofrecen tipos de terapias que no son las que oficialmente practican los budistas bajo los principios del Nuad Boran Thai.

Sus creadores detectaron y definieron las líneas Sen del cuerpo por las que fluye la energía.

Esta antigua práctica se divide en dos ramas principales o estilos de masaje:

El Estilo Real – Rajasamnak

Masajista trabajando en el hombro de una mujer joven, sentados en un futón de un spa durante un masaje tailandés Estilo Real, también conocido como Rajasamnak.

Este estilo es único y exclusivo, ya que fue pasado por generaciones de doctores del antiguo Reino de Siam.

Enfocándose en precisión delicada, este método consiste principalmente en acupresión realizada solo con las manos para tener un impacto más profundo en los órganos y tejidos.

El masaje trabaja solo con tres de las posiciones del Yoga-Thai que son la base para esta práctica:

  • Supino (acostado sobre la espalda)
  • Lateral (acostado de lado)
  • Sedente (sentado)

El proceso comienza siempre desde los pies, trabajando en forma ascendente por el cuerpo para estimular el flujo sanguíneo e ir relajando los músculos, como quien hace calentamientos antes de realizar ejercicio.

El Estilo Común – Chaloiesak

Masajista estirando la pierna izquierda de una mujer joven acostada sobre un futón mientras recibe un masaje tailandés Estilo Común o Chaloiesak en un spa.

Pasado por generaciones por de manera oral, en este estilo el masajista no se limita solamente a las tres posiciones básicas del Rajasamnak.

Los estiramientos van acompañados por presiones realizadas con los dedos, palmas, codos, rodillas y pies, dependiendo del movimiento. [R]

Los 5 mejores salones de masaje Thai en Madrid

Existen muchos lugares que ofrecen servicios de masajes variados en España, especialmente en Madrid, pero te recomendamos los lugares que sabemos que te pueden garantizar una experiencia Thai auténtica.

Kinnaree

En este centro podrás recibir el masaje tradicional común en un entorno elegante y relajante, pero además ofrece tratamientos individuales o para parejas.

Algunos tipos de tratamientos que puedes encontrar son: Faciales, herbales (para el insomnio), exfoliantes, aromaterapia, masaje a cuatro manos (con dos masajistas), para pies y masaje balinés.

Chang Thai

Deja que terapeutas expertos de balnearios de Tailandia y Maldivas te ayuden a recuperar el equilibrio de tu cuerpo con técnicas especiales.

Entre ellos están el masaje de bambú que trabaja los tejidos a profundidad, el masaje con vela que mejora la respiración y circulación o el facial Chang Thai, que usa bolsas con hierbas calientes para limpiar y suavizar la piel a vapor.

Kwanthida Thai Massage & Spa

Sumérgete en una atmósfera de bienestar con las mejores técnicas de revitalización corporal de este spa.

Disfruta de su variedad de tés relajantes y nutritivos mientras recibes un lavado de pies con hierbas antes de comenzar tu tratamiento de preferencia.  

Puedes probar las mascarillas corporales o los masajes con piedras calientes, por ejemplo.

Kenika

Aquí puedes obtener masajes para propósitos específicos, como anticelulíticos, deportivos, para embarazadas o el especial Combinado Kenika, que utiliza aromaterapia con aceites esenciales y estiramientos de Yoga-Thai.

Además, también puedes disfrutar de una variedad de tratamientos faciales y corporales con múltiples beneficios.

Chalalai Thai Massage & Spa

Un momento especial te espera en este spa, donde puedes recibir uno de los mejores masajes de cabeza en la ciudad, además de los muy especiales masajes Lomi Lomi Hawaino, realizado con presiones musculares con los antebrazos y codos, y el Masaje Chalalai, que usa aceite de jazmín para nutrir la piel y fomentar un estado de meditación.

Tips para antes de tu masaje Thai

Normalmente, una sesión dura entre 45 minutos a 2 horas, dependiendo de su complejidad, y se realiza sobre un futón en el suelo.
Debes estar listo mentalmente para relajarte lo suficiente para que no te incomode el contacto que requiere este tipo de masaje.
Siempre verifica que tu masajista tenga la experiencia necesaria. Se requiere mucha práctica para realizar el proceso correctamente y no lastimar al cliente.
Recuerda que si vas a realizar un masaje tradicional tailandés, la sesión será algo más similar a un yoga asistido y no estarás simplemente acostado boca abajo, sino en constante movimiento.
Si vas a recibir algún tipo de masaje que sí utilice aceites, lociones, polvos o mascarillas, pero has padecido de alguna reacción alérgica en la piel previamente, consulta a tu médico e informa a tu masajista sobre ello.
Pregunta al centro en el que te atenderán si ellos proveen la ropa necesaria para la sesión.
Si no es así, asegúrate de llevar ropa holgada y ligera; los pantalones deben ser largos y, preferiblemente, con elástico.
También se recomienda que el material de las prendas sean algodón u otras fibras naturales, para permitir la transpiración natural.
Así como con los ejercicios, es mejor que no comas durante una hora antes ni una hora después de tu sesión, para que tu digestión no te cause molestias.
Sé honesto antes y durante tu masaje para compartir información importante con quien te atenderá.
Siempre menciona síntomas de malestares y su intensidad. Con esto, tu masajista podrá adecuar los movimientos y presiones en la marcha, para tu confort.

Lo que debes hacer después de tu masaje

Hidrátate bien al terminar, ya sea con té tibio o con agua pura al tiempo, para ayudar a darle un empujón a la depuración de toxinas y a la recuperación tu cuerpo.
Descansa y relájate durante el resto del día e intenta continuar con la respiración profunda para mantenerte en un estado de balance.
Intenta mantener tu temperatura corporal, ni muy caliente ni muy fría.
Para esto, evita tomar una ducha hasta que haya pasado una hora después de finalizar el masaje.
Si buscas obtener resultados específicos con tus tratamientos teniendo una meta en mente, habla con tu masajista para calendarizar las sesiones para alcanzar tu objetivo.
¿Qué es un masaje tailandés?

Es una de las prácticas principales de la Medicina Tradicional Tailandesa, que se ha aplicado por más de 2,500 años y tiene su origen en la cultura budista.

Consiste en combinar la meditación, las presiones en puntos musculares clave y estiramientos suaves de yoga, sin la aplicación de compresas ni aceites, bajo la guía del masajista para permitir que el cuerpo libere tensiones físicas y psicológicas reprimidas que se han acumulado. Por eso, a este tipo de masaje se le conoce como Yoga Thai.

¿Cómo es un masaje tailandés tradicional?

Este masaje combina la acupresión, estiramientos suaves de yoga y la meditación para fomentar la liberación de energía física y mental.

Una característica con la que puedes distinguir un auténtico masaje Thai es no requieren aceites ni cremas, sino que se hacen en seco. Por ello, los masajes se pueden recibir usando vestimenta ligera. Tu masajista te moverá sobre un futón, cambiándote entre posiciones de yoga y aplicará presiones a tus puntos de marma correspondientes.

¿Cuáles son los beneficios y efectos del masaje tailandés?

El masaje tailandés sirve para múltiples propósitos. Algunos de ellos son: Ayudar a ejercitar y aliviar molestias de músculos, huesos y articulaciones; regular la circulación y aliviar dolores de cabeza; eliminar toxinas y grasas acumuladas; sirve para drenaje linfático; rejuvenece la piel; hace que tu metabolismo y digestión trabajen de manera más efectiva; y ayuda a tratar síntomas psicosomáticos, entre ellos, el insomnio.

¿Cuántos los tipos de masaje tailandés hay?

Hay dos técnicas tradicionales genuinas que son reconocidas oficialmente por el Ministerio de Salud de Tailandia como las pertenecientes a la medicina budista: El Estilo Real (Rajasamnak) y el Estilo Común (Chalosiak).
También existen masajes especiales que buscan tratar una zona específica del cuerpo, como los masajes linfáticos, los lumbares, faciales, de pies, prenatales y posnatales y para bebés, entre otros tipos.

¿Los masajes tailandeses se hacen con los pies?

Para ayudarte a realizar ciertos de los estiramientos de yoga, tu masajista usará sus pies ocasionalmente, pero las presiones realizadas durante la sesión se hacen principalmente con los dedos, palmas, nudillos y codos.

¿Qué son las líneas Sen en el masaje tailandés?

Las líneas Sen son meridianos de energía corporal conectados por puntos de acupresión, o puntos de Marma, que al ser masajeados de manera correcta, ayudan a liberar la energía vital de tus órganos para lograr un balance físico y mental en la persona que recibe el masaje.

Estas líneas fueron estudiadas y definidas por médicos antiguos de China y la India que atendían al Buddha. Con base en sus prácticas es que surgió la Medicina Tradicional Tailandesa y los masajes tradicionales thai del Nuad Boran.

¿Dónde darse un verdadero masaje tailandés en Madrid?

Existen muchos lugares que ofrecen servicios de masajes variados en España, especialmente en Madrid, pero te recomendamos los lugares que sabemos que te pueden garantizar una experiencia Thai auténtica.
·         Kinnaree
·         Chang Thai
·         Kwanthida
·         Kenika Thai Massage 
·         Chalalai Thai Massage & Spa

Conclusión

Ahora ya sabes que el masaje tailandés no es tan intimidantes y extraño como se suele imaginar, y más bien ofrece un cuidado respetuoso y completo de cuerpo y mente, restaurando la paz interna y ayudando a tratar y prevenir padecimientos.

Por lo tanto, esta práctica puede mejorar la calidad de vida de las personas mediante la utilización de técnicas médicas antiguas comprobadas.

Lo mejor de todo es que en la mayoría de los salones puedes tomar sesiones en pareja, así que si te sientes inseguro, prueba invitando a una persona cercana y de confianza para compartir la experiencia.

En fin, ya sea que busques una terapia solo como regalo para ti o para otros, por razones de salud o estética, o simplemente como parte de un plan vacacional para probar cosas nuevas, merece la pena disfrutar de algo que te puede traer bienestar.

Y si no vives en España, pero piensas venir en un viaje de vacaciones, trabajo o estudios, y en donde vives ahora no existen lugares donde ofrezcan este tipo de masajes, no dejes de aprovechar la oportunidad de probarlo.

Anímate a comprobar los múltiples beneficios del mundo del masaje tailandés y realiza tu reserva para experimentar un mundo de relajación y sanación que cambiará tu vida.

También puedes animarte a descubrir otros tipos de terapias de masaje, como los masajes relajantes y/o curativos de origen asiático y las diferentes técnicas de fisioterapia.

Si este artículo te pareció interesante y útil, ¡compártelo por Facebook para promover el movimiento del Yoga Thai!

Ir arriba