Masaje con cañas de bambú: 10 beneficios y más

Mujer en spa acostada boca abajo mientras masajean su espalda rodando una caña de bambú.

La bambuterapia es una técnica altamente relajante que nutre tu piel, alivia y descontractura tensiones y limpia tu organismo con sus efectos de drenaje linfático.

A pesar de que suene como un método de realizar una terapia física con rodillo, tiene características únicas que brindan las cañas de bambú y sus propiedades curativas.

Descubre los detalles de cómo funciona este masaje, de dónde proviene, cuáles son sus beneficios y cómo es el paso a paso de una sesión.

¿Qué es el masaje con cañas de bambú o bambuterapia?

Esta es una técnica de origen oriental que data de hace unos 5.000 años y se convirtió en una práctica común en varios países asiáticos.

El origen del masaje con cañas de bambú proviene de la creencia de que la energía beneficiosa de esta planta podía absorber la energía negativa del cuerpo.

No solamente esto, sino que también, luego de circular la energía absorbida dentro de la caña, podía devolverla al cuerpo transformada en energía positiva.

Esto permitía equilibrar los centros energéticos del cuerpo y purificar el exceso de energías negativas para calmar la mente, vigorizando y relajando al cuerpo.

Años después, lograron detectar los beneficios físicos curativos de la técnica, para utilizarla con el objetivo de mejorar las funciones internas físicas de las personas además de ayudar al espíritu.

La versión refinada de la bambuterapia que se aplica hoy en día en centros de masajes y spas fue establecida por el terapeuta francés Gil Amsallem en 2003.

Masajista rodando rodillas de bambú en la parte trasera y frontal de desde las rodillas hasta los tobillos de ambas piernas de su clienta en un masaje con cañas de bambú.
Terapeuta descontracturando y drenando las pantorrilas de una clienta durante una sesión de bambuterapia.

Su estilo de masaje se enfoca más en tratar los pies y rostro, como una terapia de reflexología que no es profunda y es más intuitiva, similar al Shiatsu en sus presiones.

Ciertos terapeutas combinan el masaje con cañas de bambú relajante con técnicas del masaje ajurvédico, el Anmo chino, el tailandés y el Shiatsu para incrementar sus resultados beneficiosos.

Este masaje es principalmente usado para drenaje linfático y descontracturación de intensidad leve a media, aprovechando las propiedades nutritivas del bambú al usarlo como rodillo.

Combinando técnicas de deslizamiento con fricciones, percusiones, y presiones moderadas en ciertos puntos energéticos, sus efectos tranquilizantes y equilibrantes son altamente efectivos.

Estos movimientos del masaje con cañas de bambú lo convierten en un reductor que moldea tu silueta, circulando y quemando grasas y otras adherencias y acumulaciones de líquidos para eliminar la flacidez.

Los tipos de bambú utilizados y sus beneficios

Cada palo de bambú es único, ya que sus características varían entre especie, procedencia, edad del tallo, su contenido de agua y su diámetro y grosor.

El masaje corporal con cañas de bambú se aplica sobre la piel aceitada, utilizando cañas de diferentes diámetros y longitudes para la forma y tamaño de cada zona anatómica del paciente.

El bambú, además, tiene 17 aminoácidos, un alto contenido mineral (incluyendo magnesio, calcio, fósforo, potasio, mucho sodio, cobre, manganeso, selenio y hierro).

En la medicina tradicional china actúa como remedio para problemas de huesos, articulaciones y piel, ya que los nudos del tallo tienen una sustancia llamada bamboosil, que nutre el tejido óseo y la piel.

Por esto, el masaje de masaje con cañas de bambú corporal se recomienda para quienes padecen de síntomas como dermatitis o psoriasis, ya que desinfecta la piel sin causar irritaciones.

Los 4 tipos de rodillos de bambú más comúnmente encontrados en los kits de masaje son:

  1. El bambú grueso y largo para grandes deslizamientos largos y drenantes, desde los talones hasta los hombros (estando boca abajo). También es ideal para realizar presiones cortas y profundas en ciertas partes del cuerpo, de manera circular, punteada o en zig-zag.
  2. La caña mediana, que funciona mejor para descontracturar los omoplatos y el trapecio.
  3. El bambú corto puede aplicarse en el cuerpo tanto boca abajo como boca arriba, ya que permite realizar deslizamientos de presión más suaves y circulares.
  4. Las varillas de bambú son utilizadas sobre todo en la zona facial y el cráneo.

Las técnicas utilizadas en el masaje con cañas de bambú

El masaje relajante con cañas de bambú estimula tu piel, músculos, tejidos y sistema nervioso con sus roces suaves a la vez que deshace los nudos de tensión musculares con sus diferentes presiones.

Además, deja la piel más flexible, lo que previene imperfecciones y retrasa el envejecimiento.

Por otro lado, los masajes reductores con bambú se usan como complemento para destruir depósitos de grasa localizados, ofreciendo grandes resultados anticelulíticos utilizando las varillas.

La cintura, el abdomen, el cuello y la parte baja de la espalda pueden recuperar la tonicidad y ser reafirmados con mayor eficiencia que en un masaje linfático común.

El masaje con cañas de bambú: Paso a paso

Por lo general, el tratamiento comienza con una exfoliación para retirar las células muertas de la piel antes de aplicar los aceites relajantes que coincidan mejor con tus necesidades físicas.

Se comienza con un masaje general realizado con las cañas más largas, rodándolas de pies a hombros, ejerciendo presiones en los muslos, espalda, ya que primero estarás acostado boca abajo.

Mujer acostada boca abajo con dos cañas de bambú gruesas colocadas verticalmente y en paralelo sobre su espalda. La masajista presiona en las cañas para descontracturar y equilibrar la energía.

Con esto se activa la circulación del sistema linfático para activar el efecto de drenaje y también regenerar los tejidos del cuerpo.

Esta parte suele durar unos 25 minutos.

Luego, se realiza el mismo masaje general boca arriba, enfatizando las presiones sobre el abdomen, por unos 20 minutos.

Finalmente, se realiza el masaje con cañas de bambú facial y para la cabeza por unos 10 minutos.

Terapeuta haciendo deslizamientos y presiones suaves a la parte trasera de la cabeza de una joven con palillos de bambú.

10 beneficios del masaje con cañas de bambú

El masaje con cañas de bambú anticelulítico es un gran tratamiento reductor, y la bambuterapia descontracturante un gran relajante, pero todos estos beneficios pueden recibirse en una sola sesión.

Sumado a eso, como mencionamos anteriormente, el bambú contiene propiedades nutritivas muy efectivas que, si se combinan con los aceites adecuados, pueden ayudar mucho a tu organismo.

A continuación compartimos la lista de los 10 efectos positivos más notorios del masaje con cañas de bambú:

  1. Provee una sensación de bienestar y relajación total casi inmediata, ya que el acero vegetal del bambú aumenta el efecto neurosedante y descontracturante, ayudando a destensar los músculos.
  2. Desinfecta la piel, ayudando también a aliviar condiciones dermatológicas como eccemas y psoriasis.
  3. Los 17 antioxidantes encontrados en el bambú ayudan a minimizar arrugas en la piel.
  4. Deshace acumulaciones de grasas localizadas, lo que permite combatir la celulitis.
  5. Tonifica y moldea la silueta, ayudando a reducir la talla corporal y reafirmar la piel, eliminando la flacidez.
  6. Estimula la circulación linfática y trabaja como masaje drenante.
  7. Funciona como terapia miofascial, reduciendo el tejido adiposo, regenerando tejidos y eliminando el ácido láctico, algo muy útil para deportistas.
  8. Equilibra las energías del cuerpo, mejorando la condición general de la salud.
  9. Genera endorfinas, lo que ayuda a aclarar la mente, reducir la depresión y combatir el insomnio.
  10. Este masaje ofrece efectos similares al masaje con piedras calientes.
Masajista realizando presiones a cada lado de la cintura de su clienta con cañas de bambú para reducir talla.

Contraindicaciones de la bambuterapia

Si buscas recibir el masaje con cañas de bambú para propósitos de terapia miofascial, descontracturante o para tratar celulitis severa, la presión realizada con las cañas puede ser algo incómoda.

Esto se debe a que el terapeuta deberá masajear con mayor intensidad las zonas a ser tratadas, pero siéntete tranquilo, ya que no será demasiado profundo, pero no te mantengas callado si hay molestias.

Así como con el drenaje linfático, la bambuterapia no es recomendada para personas que padecen de condiciones como diabetes, trombosis, cáncer y problemas circulatorios severos.

También debes recordar que los masajes por sí mismo no te brindarán resultados milagrosos; recuerda mantener una dieta equilibrada y mantenerte activo.

Mujer recibiendo masaje con cañas de bambú estilo Thai. La masajista estira los brazos, hombros y espalda de su clienta al jalar de una caña de bambú que su clienta sostiene con ambas manos detrás de su espalda.

Conclusión

Por lo general, necesitarás 12 sesiones de masaje con cañas de bambú para tener resultados visibles, pero recuerda que también puedes beneficiarte de este tratamiento como medida preventiva.

Ahora sabes que este tipo de masaje con rodillo en particular es especialmente nutritivo para tu piel y ayudará a renovar tu apariencia para sentirte más saludable gracias a sus beneficios détox y relajantes.

¡Así que anímate a hacer tu reserva para eliminar tus tensiones y lucir tu figura sin temores!

Comparte este artículo en tu muro de Facebook para que más personas puedan enterarse de la gran técnica del masaje de bambú y el bienestar que brinda.

Ir arriba