Masajes para la ciática: Técnicas para aliviar tu dolor

Terapeuta realizando diagnóstico de dolor ciático con un masaje en silla mientras palpa la espalda y costados del paciente.

La mayoría de las técnicas de masaje que te hemos descrito en nuestro blog, incluyendo el masaje japonés, pueden hacer maravillas para calmar la ciática.

En esta ocasión, dedicaremos un artículo completo solamente para entender las causas de los malestares ciáticos, los síntomas y los tratamientos para la ciática con masajes u otros remedios.

4 síntomas que muestran que es tiempo de buscar masajes para la ciática

Muchos conocemos algunos malestares comunes de la ciática, pero es muy fácil confundirlos con otros padecimientos o pasarlos por alto hasta el punto en que empeoran gravemente.

Algunos síntomas ameritan medicinas o medidas profesionales más serias que otros; habrá casos en que métodos caseros o automasajes no serán suficientes para solucionar tu problema.

Pero para saber si necesitas medicamentos o masajes para la ciática, primero debes aprender un poco más sobre cómo poder identificar si tus síntomas se alinean con esta condición.

Para empezar, debes saber que la espalda baja, los glúteos y las piernas son las zonas más afectadas, por lo que los masajes para lumbalgia ciática son bastante buscados en centros de masajes y fisioterapia.

Esto es porque la ciática es un nervio que corre por la parte posterior de estas áreas del cuerpo y suele inflamarse por ser aplastado entre puntos gatillo de los músculos.

Puede provocarse por realizar movimientos incorrectos o bruscos, poner mucho peso sobre estas áreas o por falta de actividad.

Amasamientos y presiones para la cadera, parta baja de la espalda y los glúteos en un masaje para ciática.
Terapeuta guiando a paciente para realizar un estiramiento y presiones para relajar los músculos de la pierna, glúteo y cadera izquierda.

Algunos síntomas para saber si necesitas masajes para la ciática u otro tratamiento son:

  • Dolor, pesadez y/u hormigueo desde la zona lumbar (parte baja de la espalda) hasta la rodilla o el pie, que se pueden intensificar al caminar y causar debilidad en las piernas.
  • Dolor constante en los glúteos o una sola pierna.
  • Problemas para flexionar la rodilla y/o pie, obligándolo a marchar o impidiendo poder enderezar la pierna.
  • Los malestares paran al estar en reposo, pero quedarnos en una misma posición se vuelve incómodo.

Ejercicios y masajes para la ciática

Como mencionamos, existen varias medidas para el dolor de ciática, desde cambios cuidados que puedes tomar en tu casa, hasta masajes, medicinas y cirugías, dependiendo de la gravedad.

A continuación te mencionaremos algunas antes de entrar de lleno con la lista de masajes para el nervio ciático.

Soluciones caseras para nervio ciático inflamado

Claro que tú o alguien con quien vivas o tengas confianza pueden recurrir a masajes para la ciática practicados en casa si los malestares apenas comienzan y no son intensos.

Pero otras cosas que pueden ayudar son, por ejemplo, aplicar hielo o calor para reducir la inflamación y el dolor muscular, practicar aeróbicos o pilates de bajo impacto, caminar o hacer estiramientos.

La prioridad en las etapas iniciales es realizar ejercicios que movilicen los músculos de tu pelvis, cintura, glúteos, piernas y pies, y si es posible, también que tonifiques y fortalezcas tu espalda baja.

Los ejercicios para glúteos, abdomen y espalda ayudan con esto, aunque nada se compara con los ejercicios o estiramientos en agua para tu movilidad y a que minimizan los movimientos bruscos.

Mantén tu postura correcta cuando estés parado, sentado o acostado y cámbiala seguido.

Si es necesario que cargues cosas pesadas o sobre la espalda, flexiona las rodillas y mantén tu espalda recta.

Hombre y mujer practicando estiramientos para las piernas en el parque.

Fisioterapia y osteopatía

Por la dificultad y dolor que a veces implica descontracturar profundamente el área lumbar o abdomen, casos más delicados o severos pueden requerir de técnicas especializadas de alineación vertebral.

Estas se enfocan primero en recuperar la funcionalidad de las articulaciones afectadas y recuperar el equilibrio óseo y muscular con osteopatía estructural o movilizaciones neurales.

Otro tratamiento comúnmente usado es la estimulación eléctrica nerviosa, conocida como TENS, que suaviza contracturas y ayuda a producir endorfinas para reducir la sensación de dolor.

Claro que estas técnicas se pueden combinar con o pueden complementar los masajes para la ciática.

Mujer acostada boca abajo en una camilla de masaje con cables para electroterapia sobre su espalda descubierta.

Terapias manuales: Masajes para la ciática

Hay muchos tipos de masajes para la ciática de los que puedes escoger; no se trata tanto de qué masaje es bueno para la ciática, sino de sus diferentes beneficios y de tu estado de salud.

La acupuntura, combinada con ejercicios y fisioterapia, puede prevenir malestares de la ciática o reducirlos al mínimo en seis a doce semanas.

Un masaje terapéutico para la ciática puede reducir excesos de tono muscular con masajes descontracturantes profundos o punciones secas para liberación miofascial y de puntos gatillos.

Otros masajes para la ciática proveen estiramientos para mejorar la movilidad limitada y fortalecer tus músculos, articulaciones, ligamentos y huesos, ayudando a recuperarte mejor y prevenir recaídas.

Masajes descontracturantes directos que pueden funcionar para ti son: El masaje lumbar, el masaje sueco y los masajes deportivos, incluyendo los masajes con rodillos o cañas de bambú.

Los mejores masajes que incluyen estiramientos son el masaje tailandés tradicional, el masaje Shiatsu para la ciática (conocido también como masaje japonés) y el masaje Cyriax.

Masajista asistiendo a un hombre con movilizaciones para la columna y piernas en masajes para la ciática.

También hay masajes relajantes para la ciática que pueden involucrar menos dolor, movimientos y presiones, como el masaje con piedras calientes o el masaje con pindas herbales.

Las hierbas antiinflamatorias naturales son bastantes recomendadas como complementos, y aplicándolas con masaje incrementa sus efectos.

Por último, otro masaje para aliviar la ciática que surte efecto rápidamente es el masaje con reflexología podal, que puede tratar el problema de manera bastante directa y eficiente.

Si quieres saber los detalles sobre cómo funcionan todos estos masajes para la ciática, busca sus nombres en nuestro sitio; cada uno de ellos tiene un artículo propio con más detalles.

Mujer realizando una pose de estiramiento. Yace acostada con sus piernas dobladas encima de su torso y cruzándolas a partir de las rodillas para estirar sus pantorrillas con un movimientos diagonales mientras tira levemente de sus pies.

Conclusión

Ya conoces más de cinco tipos de masajes para la ciática que puedes investigar más a profundidad en nuestro blog, además de otros tratamientos con los que puedes complementar tu masaje.

No olvides consultar previamente con los terapeutas que te atenderán o, incluso mejor, también tu doctor para que puedan recomendarte qué medidas tomar en tu caso particular.

Recuerda que hay muchos síntomas diferentes que pueden tener distintas causas y gravedad; entre mejor conozcas tu condición, mejores resultados de pueden dar los masajes para la ciática.

No olvides compartir esto en tu muro de Facebook para que más personas sepan cómo lidiar con el dolor de la ciática que ahora es tan común y cómo los masajes para la ciática pueden ayudarles.

Ir arriba