Tipos de masajes corporales para terapias

Mujer acostada boca abajo en una camilla recibiendo un masaje en los hombros.

Los distintos tipos de masajes corporales que hay pueden aplicar una gran variedad de técnicas que utilicen aparatos o las manos, codos, rodillas y hasta los pies del terapeuta.

Podemos definirlos simplemente como un tratamiento en que se ejercen estímulos a la piel, músculos y nervios con el fin de activar el flujo sanguíneo y linfático, así como relajar los músculos y la mente.

Aunque se pueden realizar masajes solo para ciertas partes del cuerpo, el masaje corporal se puede aplicar de manera general, de pies a cabeza, pero enfatizando el trabajo en las zonas más afectadas.

Esto garantiza mejores resultados para el bienestar y equilibrio de todo el cuerpo, haciendo de los diferentes tipos de masajes corporales grandes herramientas preventivas y de mantenimiento.

A continuación te explicaremos algunos de los muchos tipos de masajes que hay.

Tipos de masajes corporales en fisioterapia con aparatos

Existen masajes que pueden usarse para sustituir o complementar el tacto de los terapeutas por diferentes herramientas.

Los aparatos no tienen efectos tan profundos y exactos como los masajes corporales manuales, ya que los terapeutas pueden ir palpando el cuerpo e identificando cómo ir ajustando su trabajo.

Sin embargo, son grandes soluciones para cuando los pacientes puedan tener alguna condición que los vuelva muy sensibles o delicados como para recibir un masaje manual de cierta intensidad.

Masaje vibratorio

Con aparatos eléctricos que realizan 200 vibraciones o más por segundo, cuando esta técnica se combina con manipulaciones manuales, aumenta su efecto en los músculos y nervios.

Esto elimina contracturas y también puede ayudar a movilizar grasas para reducir talla.

Masaje ultrasonoro

Este es uno de los tipos de masajes corporales de electroterapia es especialmente popular en el mundo deportivo, ya que las ondas tienen un efecto profundo en los músculos.

Hidromasaje

Como mencionamos en nuestro artículo sobre Agua y Masaje, el hidromasaje tiene muchas técnicas diferentes, pero los tipos de masajes corporales con agua se puedes clasificar esencialmente como:

  • Masajes manuales practicados bajo el agua.
  • Masajes a chorro.
  • Masajes con termoterapia y crioterapia (calor y frío).
  • Masajes que utilizan elementos marinos para tratamientos corporales.
Masajista realizando masaje estético y relajante en la espalda de una mujer, aplicando una mascarilla de lodo.

Tipos de masajes corporales manuales según sus propósitos

Masajes estéticos

Muchas veces hemos hecho la diferenciación de qué es un masaje solo para estética. 

Esencialmente, se trata más de masajes que se enfocan en el cuidado de la piel y/o el cabello.

Hay un sinnúmero de tipos de masajes corporales que tienen todos los beneficios: Son estéticos, relajantes y curativos. 

Por ejemplo, hay masajes para pies, manos y rostro que tienen efectos más superficiales y solamente hidratan y revitalizan el rostro al mantener la flexibilidad de la piel.

Otros hacen esto y además ayudan a aliviar síntomas de malestares visuales, respiratorios o dolores de cabeza. 

Lo mismo sucede con masajes abdominales o en las piernas, que pueden usarse solamente para moldear la figura y reducir la talla o para aliviar malestares digestivos o de la ciática.

Masajes relajantes

El propósito de la mayoría de los tipos de masajes corporales, especialmente los orientales, es recuperar el equilibrio perdido entre cuerpo y mente.

Los masajes relajantes disminuyen los niveles de cortisol en el cuerpo y le permite recuperarse de los niveles de tensión que le afectan. 

El cortisol puede contribuir a un aumento de peso, insomnio, problemas digestivos y dolores de cabezas. 

Mujer en una camilla recibiendo un masaje exfoliantes para la piel en la espalda y los hombros con especias y aceite.

Se aplican técnicas lentas y suaves de amasamiento y digitopresión para mejorar el bienestar general de las personas al eliminar las tensiones físicas y el estrés emocional.

Casi todos los tipos de masajes corporales relajantes son adaptaciones más suaves y sutiles de otros, con menor intensidad para que la experiencia sea tranquilizante y no energizante.

Masaje californiano o masaje sensitivo

Este es uno de los tipos de masajes corporales relajantes más populares en occidente.

Combina prácticas de fisioterapia para los músculos y la circulación con los conocimientos de los centros nerviosos y la circulación energética de oriente.

Su objetivo es similar al masaje Shantala para bebés o el masaje a 4 manos; se enfoca en el tacto y la conciencia de los sentidos para restablecer las energías y la conexión con el cuerpo.

Es decir, te ayuda a estar presente no solo mental y emocionalmente, sino también corporalmente.

Los movimientos en estos tipos de masajes corporales son superficiales, suaves y largos, creando un ritmo de profunda y tranquilización que además ayuda a eliminar calambres.

Masajes físicos curativos

No todos los masajes corporales de este tipo son relajantes ni estéticos, pero definitivamente ayudan a tu salud física.

Tratamientos como los masajes respiratorios y masajes para la ciática, por ejemplo, tienen como objetivo primordial la eliminación de malestares corporales.

Algunos de los masajes curativos aplican intensidades altas que generan algo de dolor mientras se realizan, pero este dolor es necesario para poder sanar el cuerpo profunda y efectivamente.

Masaje Rolf

Similar al masaje de tejido profundo y al masaje sueco, el Masaje Rolf, conocido como la técnica de Integración Estructural, manipula el tejido conjuntivo.

Esto quiere decir que aplica presiones extremadamente fuertes y puntuales con los nudillos, el codo y el puño para tratar tejidos profundos y articulaciones.

Los objetivos de esta terapia son aumentar la movilidad, mejorar el equilibrio y corregir la postura del paciente para que su columna recupere su posición natural de manera fácil.

Los tipos de masajes corporales como el Rolf, como cualquier otro, siempre ayuda a la circulación, pero se enfoque está en un beneficio particular que el cliente busca.

Tipos de masajes corporales más comunes en spas

Ahora, continuando con los beneficios que los clientes buscan de los masajes de cuerpo completo, aquí te explicamos los tres tipos de masajes corporales más solicitados en centros de masaje.

Drenaje linfático

Los masajes drenantes tienen múltiples efectos positivos para tu bienestar general y hay muchas técnicas para poder hacerlos, además de poder realizarse solo en ciertas zonas del cuerpo.

Además de su gran impacto estético, que elimina grasas acumuladas (lo que contribuye a disminuir la talla y la celulitis), es una gran terapia desintoxicante.

Los tipos de masajes corporales que son de drenaje linfático no solo se deshacen de la grasa, sino también de cualquier otra acumulación de líquidos y elementos dañinos en tu cuerpo.

Es la limpieza perfecta que no solo mejora tu piel, sino también los sistemas de órganos internos.

Descontracturante

Los diferentes tipos de masajes corporales descontracturantes pueden ser intensos y dolorosos o relajantes y de intensidad media, dependiendo de qué tan severa sean tus tensiones musculares.

Por lo general, los clientes de centros de masajes o spas buscan tipos de masajes estéticos corporales relajantes para desinflamar el cuerpo y recuperar su flexibilidad libre de dolor. 

Esto también tiene efectos positivos en el sistema nervioso, ayudando a combatir el insomnio y el estrés mental, por lo que te beneficias de manera más integral con estiramientos y técnicas de respiración.

Modelador y reafirmante

Estos tipos de masajes corporales y sus beneficios también tienen un elemento de drenaje linfático, ya que buscan limpiar y sanar la piel y tejidos para poder recuperar la firmeza de la piel y músculos.

La diferencia que tiene con el masaje drenante es que, en esta terapia, el enfoque yace en tonificar la musculatura y los tejidos para eliminar y prevenir la flacidez.

Así que, si bien los movimientos ayudan a movilizar y eliminar líquidos y toxinas, lo que más importa en este masaje es reducir la tala y recuperar el contorno y tonicidad de la figura.

Masajista presionando los costados del abdomen hacia al centro con sus palmas mientras realiza un masaje reductor en una clienta.

Conclusión

Los distintos tipos de masajes corporales han existido por miles de años y la evolución, adaptación y creación de cada técnica nos ha dado cientos de masajes.

¿Nuestra recomendación para escoger cuáles probar?

Primero, evalúa tu comodidad.

La mayoría de los masajes utilizan aceites, lo que requiere que te desvistas, pero también hay masajes en seco que pueden recibirse con ropa holgada y ligera de algodón.

Segundo, permite que un médico o terapeuta evalúe tu estado de salud para saber qué malestares padeces y la raíz del problema para que sepas que priorizar en cuanto a objetivos de tratamiento.

Tercero, investiga qué tipos de masajes hay disponibles en los centros o spas cerca de ti para tener una idea clara de tus opciones.

Con todo esto claro, escoger entre los tipos de masajes corporales para encontrar el que más te conviene se te hará mucho más fácil.

Comparte este artículo para ayudar a guiar a otras personas que puedan estar interesadas en conocer los tipos de masajes corporales pero no saben por dónde empezar.

Ir arriba